La manifestación fue convocada tras la presunta violación de una menor por parte de policías cuando regresaba de una fiesta

Cientos de mujeres marcharon la tarde de este pasado viernes en dos de las principales avenidas de Ciudad de México contra la violencia de género.

La protesta se realizó para exigir justicia en el caso de una presunta violación de una joven de 17 años por parte de policías preventivos.

El segundo caso por el que protestan es por el de una joven de 16 años al denunciar que un elemento de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), quien resguardaba el Museo Archivo de la Fotografía, en el centro de Ciudad de México, la violó cuando ella realizaba sus prácticas profesionales.

El lunes pasado se habían registrado hechos violentos en las instalaciones de la Procuraduría de Justicia capitalina, como parte de otra protesta por este motivo.

En la marcha de este viernes, denominada ‘No me cuidan, me violan’, se registraron disturbios en la estación de metrobús de la Glorieta de Insurgentes.

Cerca de las 19:50 horas (tiempo local), un grupo de mujeres arrojó piedras a la estación y rompió los cristales. También activaron algunos extintores, provocando una estela de humo.

La agrupación dejó además mensajes con pintura en aerosol tanto en esa estación como en el edificio de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).