Hasta este jueves, el país -de 128,8 millones de habitantes- registraba 49.698 fallecidos y 456.100 casos confirmados de covid-19, según el gobierno

México roza los 50.000 muertos por covid-19, una cifra muy superior a las previsiones del gobierno, que lidia con críticas al manejo de la pandemia y con una fuerte crisis económica.

Es el más enlutado después de Estados Unidos y Brasil, aunque su tasa de muertes por 100.000 habitantes es la decimotercera del mundo, según estadísticas de la AFP basadas en datos oficiales.

No obstante, el número de defunciones supera ampliamente el rango total de entre 6.000 y 30.000, que calculaba a finales de febrero el gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

AFP

Una proyección que se empezó a quedar corta dos meses después cuando México, donde el confinamiento fue voluntario, inició la reactivación gradual de su vida económica y social.

Pese a que las cifras no paran de crecer, Hugo López-Gatell, responsable de la estrategia nacional contra el nuevo coronavirus, se mostró optimista esta semana al señalar que ya había un “mayor control”.

“Todavía tenemos una importante actividad epidémica, pero durante el mes de julio empezó a ser cada vez más lenta”, aseguró.