La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) indicó que solo trece días se triplicaron las devoluciones a Haití por parte de las autoridades estadounidenses en comparación con los siete meses y medio precedentes

Entre el 19 de septiembre y el 1 de octubre, los servicios de migración de Estados Unidos fletaron 57 aviones para expulsar de su territorio a 6.213 migrantes haitianos, según datos divulgados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En esos 13 días se produjeron cerca del triple de devoluciones a Haití, por parte de las autoridades estadounidenses que en los siete meses y medio precedentes, de febrero a mediados de septiembre de 2021, periodo en el que 37 vuelos trasladaron a su país a 2.140 migrantes haitianos en situación irregular.

La información está recogida en un infografía publicada en redes sociales de la OIM, donde también se indica que, de los últimos 57 vuelos, 36 aterrizaron en Puerto Príncipe con 4.298 pasajeros y otros 21 en Cabo Haitiano, principal ciudad del norte, con un total de 1.915 migrantes deportados.

El 52% de los expulsados eran hombres, 26% eran mujeres y 22% eran menores de edad, según los últimos datos de la OIM, que presta asistencia sobre el terreno a los haitianos retornados.

El Gobierno estadounidense recibió múltiples críticas por el manejo de la crisis migratoria surgido semanas atrás, debido a la llegada masiva de miles de personas, en su mayoría haitianos, a la frontera entre EE.UU. y México.

La OIM, junto a la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos exhortaron este jueves a los Estados “a no expulsar a los haitianos sin haber evaluado sus necesidades de protección y a garantizar sus derechos humanos fundamentales”.