Las medidas punitivas deben “dejar claro que ese tipo de acciones tendrán una condena a muy largo plazo”, dijo el inquilino del Despacho Oval

Joe Biden, presidente de EEUU, advirtió este lunes que una anexión “por la fuerza” de Taiwán por parte de China conllevaría una intervención militar de EU, mientras que Japón se comprometió a ampliar sus capacidades defensivas ante el aumento de las tensiones regionales, reseñó el portal Forbes.

Preguntado durante una rueda de prensa en Tokio sobre si EEUU ayudaría a Taiwán si es atacado por Pekín, el mandatario de la Casa Blanca respondió un tajante y directo: “Sí. Ese es el compromiso que asumimos”.

“Estados Unidos se ha comprometido a apoyar la postura de ‘una sola China’, pero eso no significa que China tenga la jurisdicción de usar la fuerza para tomar Taiwán”, señaló el mandatario desde la sala del Palacio de invitados de Estado de Akasaka en la que compareció hoy junto al primer ministro japonés, Fumio Kishida.

Castigo ejemplarizante

Pese a la contundencia del mensaje, sus comentarios más rotundos a este respecto y que se salen de la ambigüedad esgrimida hasta ahora por la Administración estadounidense, Biden dijo que espera que ni este escenario ni un intento semejante se produzcan.

Biden comparó una hipotética invasión de la isla con la agresión de Rusia a Ucrania, y se refirió a las sanciones impuestas a Moscú por numerosos países y a “las señales que esto envía a China”.

Las medidas punitivas deben “dejar claro que ese tipo de acciones tendrán una condena a muy largo plazo”, dijo el inquilino del Despacho Oval.