Desplegaron una pancarta que decía: “Ultima generación. No al gas. No al carbón”

Tres activistas climáticos italianos protestaron por la crisis del planeta ante el cuadro Primavera de Sandro Botticcelli.

Los jóvenes se pusieron pegamento y colocaron sus manos en el vidrio protector de la obra. También desplegaron una pancarta que decía: “Ultima generación. No al gas. No al carbón”. Un vigilante los sacó a rastras. 

Los tres jóvenes serán acusados de los delitos de interrupción de un servicio público, resistencia a funcionario público, manifestación no autorizada y destrozo de bienes, aunque la obra del siglo XV no sufrió daños. Durante tres años no podrán regresar a Florencia.