El Open Arms fue autorizado esta semana por un tribunal italiano a navegar en aguas de ese país, pero Matteo Salvini, el ministro del Interior de Italia, se niega a permitirle que entre en el puerto para desembarcar a los migrantes

El Gobierno español ofreció este domingo el puerto de Algeciras (sur) para acoger al buque humanitario “Open Arms”, el cual continúa fondeado frente a la isla italiana de Lampedusa con 107 migrantes rescatados en el Mediterráneo central.

El jefe del Ejecutivo Español, el socialista Pedro Sánchez, ordenó habilitar el puerto debido a la “negativa de Matteo Salvini (ministro del Interior de Italia) y las dificultades expuestas por otros países del Mediterráneo” para acoger el barco, según un comunicado de la Presidencia del Gobierno.

Sin embargo el fundador de la ONG, Oscar Camps, rechazó la oferta presentada hoy por el Gobierno español del socialista Pedro Sánchez.

“Después de 26 días de misión, 17 de espera con 134 personas a bordo, una resolución judicial a favor y 6 países dispuestos acoger, ¿quiere que naveguemos 950 millas, unos 5 días más, a Algeciras, el puerto más lejano del Mediterráneo, con una situación insostenible a bordo?”, el buque humanitario rechazó la oferta de España por la distancia de Algeciras, escribió Camps en Twitter.

Camps insistió en que en el barco la situación es explosiva, con “peleas, pánico, crisis de ansiedad”, y se pregunta si “hacen falta muertos” para que se resuelva el bloqueo, sin hacer ninguna referencia expresa a la oferta española.

Poco antes, varios de los rescatados se lanzaron al mar para tratar de llegar a nado a Lampedusa, en una muestra de la desesperación que se vive a bordo tras 17 días hacinados en la cubierta del buque.