La oficina del presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, informó que a partir de este lunes a la media noche quedará establecido el estado de emergencia condicional

El Gobierno de Venezuela condenó una serie de ataques con explosivos contra iglesias y hoteles en la ciudad de Colombo, en la República Democrática Socialista de Sri Lanka, que produjo la muerte de dos centenares de personas y dejó más de 400 heridos.

En el documento, el gobierno venezolano expresó su solidaridad a los familiares y allegados de las víctimas, y apostó a la confianza en las acciones anunciadas por el gobierno de Sri Lanka para encontrar los culpables de estos actos.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo que debe ser condenado todo acto de violencia e intolerancia.

También el Gobierno de Colombia lamentó el atentando terrorista y se solidarizó con las autoridades, familiares y víctimas que “sufren en el dolor de la violencia”.

Argentina, a través de un comunicado de su cancillería, catalogó de brutal el atentando y enfatizó que el acto contra la comunidad cristiana “causa especial consternación y dolor”.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump indicó que los estadunidenses están en estos momentos difíciles con el pueblo cingales, por los ataques terroristas en iglesias y hoteles. “Estamos listos para ayudar!”.

También la comunidad internacional condenó estos ataques.

El primer ministro de la India, Narendra Modi, rechazó las explosiones que causaron este domingo centenares de muertos y heridos en esa localidad, “la India se solidariza con el pueblo de Sri Lanka. Mis pensamientos están con las familias en duelo y mis oraciones, con los heridos”, publicó Modi en su cuenta de Twitter.

De igual manera se pronunció el primer ministro paquistaní, Imran Khan, quien calificó de “horrorosos” los atentados, y tras dar las condolencias expresó la “total solidaridad con Sri Lanka en su hora de duelo”.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ofreció condolencias a su homólogo de Sri Lanka y dijo que mantiene la esperanza de que los autores materiales e intelectuales de un crimen brutal y cínico, que coincidió con las celebraciones de Pascua, reciban el castigo merecido.

Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo que el ataque es “un asalto contra toda la humanidad”, y condenó los ataques terroristas de Pascual en Sri Lanka y pidió luchar de manera decisiva contra todo tipo de terrorismo.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, indicó “estamos consternados” por los ataques y “los condenamos en los términos más rotundos. Estos viles hechos se dirigían aparentemente contra personas que rezaban en iglesias en el domingo de resurrección y contra turistas. Nada puede justificar el asesinato de personas inocentes”.

Asimismo, a través de un comunicado, el gobierno de Indonesia rechazó “con contundencia los ataques con bombas en varios lugares de Sri Lanka”, y extendió “sus más profundas condolencias a los familiares de las víctimas”.

Igualmente, la Unión Europea (UE) se solidarizó con el país y ofreció su apoyo tras los actos violentos. Resaltó que este tipo de violencia va en contra las creencias y “contra todos aquellos que valoran la libertad de religión y de culto”.

El  Papa Francisco también condenó el ataque y expresó “tristeza” tras los sangrientos atentados ocurridos en Sri Lanka en este domingo de Pascua, declarándose cerca de “todas las víctimas de una violencia tan cruel”.