Durante la ceremonia, que tuvo lugar en una de las salas del Palacio Imperial, en Tokio, el nuevo emperador de Jaón recibió una réplica de la legendaria espada Kusanagi y otra de una joya de jade, así como los sellos imperiales, objetos que simbolizan el poder del emperador

El emperador Naruhito recibió hoy los tesoros imperiales de Japón, en el primer acto programado como parte de las ceremonias de su ascenso al Trono del Crisantemo.

El emperador Akihito (zq) de Japón, acompañado por la emperatriz Michiko (2-izq), el príncipe heredero Naruhito (2-dcha) y su esposa, la princesa Masako (dcha), llegan a la ceremonia “Taiirei-Seiden-no-gi” de abdicación en el Seiden (Salón de Estado), en Tokio (Japón), este martes/ Foto: EFE

Este acto es el primero de una serie de ceremonias que forman parte de la ascención al trono de los nuevos monarcas del imperio de los crisantemos, con la que Nahurito se convierte en el emperador número 126 de la historia nipona, después de formalizarse en la víspera la abdicación de Akihito, quien se despidió de su cargo dando las gracias al pueblo “por aceptarle y por apoyarle” en sus funciones.

La nueva emperatriz de Japón, Masako (d), saluda a su llegada al Palacio Imperial, este miércoles, en Tokio (Japón). El nuevo emperador de Japón, Naruhito, rindió hoy homenaje al legado pacifista y de cercanía al pueblo de su predecesor, Akihito, y prometió mantenerse en este camino durante su primer discurso pronunciado al heredar el Trono de Crisantemo/ Foto: EFE

En la ceremonia ritual, Naruhito, de 59 años, quien sucede a su padre, Akihito, de 85, recibió una réplica de la legendaria espada Kusanagi y otra de una joya de jade, así como los sellos imperiales.

El príncipe heredero de Japón Naruhito y su esposa, la princesa Masako/ Foto: EFE

En el acto, que tuvo lugar en una de las salas del Palacio Imperial, en Tokio, estuvieron presentes sólo los integrantes varones de la familia imperial, así como representantes de las autoridades políticas. 

Turistas posan para una fotografía de grupo en el Palacio Imperial en Tokio (Japón) antes de que el nuevo emperador Naruhito abandone el palacio tras la ceremonia de ascensión/ Foto: EFE

La ceremonia, con el nombre de “Kenji to Shokei no gi”, se prolongó por sólo cinco minutos, y asistió un reducido número de personas, incluidos el primer ministro, Shinzo Abe, y representantes de su Gobierno, de la Dieta (Parlamento) y de la Corte Suprema.

El nuevo emperador japonés Naruhito (i) y la emperatriz Masako (c) asisten a la ‘Sokui-go-Choken-no-gi’, o Primera audiencia después de la Adhesión al trono este miércoles, en el Palacio Imperial, en Tokio (Japón)/ Foto: EFE

No estaba presente la nueva emperatriz, Masako. A la derecha de Naruhito estaba su hermano, el príncipe Fumihito, primero en la línea de sucesión. También se encontraba en el Salón Pino del Palacio Imperial el príncipe Hitachi, tío del nuevo emperador.