“Esta será la reestructuración más compleja de toda nuestra historia ya que el endeudamiento es inevitable”, sentenció el  director de Económetrica, Henkel García

Es fundamental el refinanciamiento de las deudas que contrajo el país entre 1999 y 2018, aunque la reestructuración pueda ser la más compleja de la historia venezolana, aseguraron expertos.

Este tema fue abordado durante el foro “Develando la monstruosa deuda pública de Venezuela”, efectuado este viernes en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) con los economistas Sebastián Carreño y Gorka Lalaguna, acompañados por el  director de Económetrica, Henkel García.

Foto: Ernesto García / Contrapunto.

Según lo indicado por los ponentes, Venezuela multiplicó cinco veces su deuda en los últimos 20 años, durante la bonanza petrolera más importante en la historia del país, lo que desencadenó el desplome de la economía nacional.

Henkel García, presidente de Econométrica, precisó que, ante un posible gobierno de transición, es importante la intervención de organismos financieros internacionales para el refinanciamiento de la deuda.

“Esta será la reestructuración más compleja de toda nuestra historia ya que el endeudamiento es inevitable”, sentenció el especialista. Según sus cálculos, se necesitarían 20 mil millones de dólares anuales durante un lustro.

“Necesitamos ayuda financiera internacional mientras recuperamos nuestra industria nacional y, con ella, la creación de un plan de recuperación de apertura de inversión para Pdvsa”, recalcó García.

Por su parte, el economista Sebastián Carreño indicó que “Venezuela debe aproximadamente 3 mil 350 millones de dólares en pago de intereses de todas las deudas, incluyendo los pagos de bonos de Petróleos de Venezuela. Además, hay 36 mil millones de dólares en capital que le debemos a China, Rusia e India”.

En cuanto a los pasivos de la estatal Petróleos de Venezuela, el economista Gorka Lalaguna señaló: “No endeudamos en el peor momento, cuando teníamos la mayor bonanza de nuestra historia. Ahora somos el país, a la par de Sudán, con indicadores más alarmantes de deuda pública”.

Lalaguna también aseveró que la actual producción petrolera ha experimentado una caída tan abrupta que puede compararse con la de hace 80 años. “Somos una economía 76% más pequeña, porque la contracción economía es bárbara”, subrayó.