“Las organizaciones políticas están haciendo actos, programando giras, repartiendo material POP, y eso requiere de logística, inversión y plata”, señaló el periodista José Gregorio Yépez en su programa Con los pies planos

La campaña electoral para los comicios del 21 de noviembre “activará unos sectores de la economía, pero también influirá sobre la devaluación y el nivel de precios de bienes y servicios que consumen los venezolanos”, analizó el periodista José Gregorio Yépez.

En abril el dólar subió 31% y esto coincidió con la crispación del escenario político debido a la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte de la AN electa en 2020. En cambio, en mayo y en junio descendió la velocidad de depreciación, evaluó Yépez en su programa Con los pies planos, transmitido por la cuenta en Instagram de Contrapunto.  

Pero “al desatarse la carrera electoral, tanto en el oficialismo como en la oposición, el tipo de cambio comenzó a retomar velocidad”. Las campañas electorales requieren recursos, remarcó. “Las organizaciones políticas están haciendo actos, programando giras, repartiendo material POP, y eso requiere de logística, inversión y plata”; por eso “estas actividades influyeron en el aumento del tipo de cambio en las tres primeras semanas de julio, que fue de 26%: dos veces la depreciación de mayo y ocho veces la devaluación de junio”.

En lo que va de julio, recordó, el tipo de cambio paralelo “ha mostrado una aceleración importante”. Entre el 1 de enero y el 26 de julio “el tipo de cambio paralelo se ha incrementado 300%, al pasar de 1.027.812 a 4.106.366 bolívares”, pero este aumento no ha sido de manera uniforme.

En casi siete meses “el dólar ha subido cuatro veces su valor, lo que sigue alimentando el escenario hiperinflacionario de la economía venezolana”.

“La política le mete presión al dólar”, afirma. “Aparte del montón de distorsiones que vive la economía venezolana, producto de decisiones desacertadas –por decir lo menos- y de la imposibilidad de romper con la cultura rentista, la inestabilidad política coloca un elemento adicional a las complicaciones que viven los venezolanos para sobrevivir cada día”.

La inyección de liquidez, detalló, es una práctica con la que el gobierno central cubre su déficit de recursos; también incide la entrega de bonos, que incide “en la disponibilidad de dinero que sale a cazar dólares apenas entra en la economía”.

Yépez citó al analista José Ignacio Guarino, quien resaltó que “la aceleración del tipo de cambio tiene que ver con la intervención o no que haga el BCV a través de su mesa dentro del mercado”. Guarino ratificó que en el país no se puede contener el dólar por mucho tiempo “porque tienes una hiperinflación”.