La administración de Trump recurrió a la justicia el 2 de julio para confiscar el cargamento como parte de su estrategia contra el gobierno de Nicolás Maduro

El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó este viernes 14 de agosto que confiscó la carga de cuatro buques iraníes enviados por la Guardia Revolucionaria Islámica hacia Venezuela, incautando 1.116 millones de barriles de petróleo. 

“El gobierno anunció hoy (viernes 14 de agosto) que ejecutó con éxito la orden de incautación y confiscó la carga de los cuatro buques sumando aproximadamente 1.116 millones de barriles de petróleo”, indicó en un comunicado el Departamento de Justicia. 

Estados Unidos recurrió a la justicia el 2 de julio para confiscar el cargamento, como parte de la estrategia de Donald Trump contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, al que Washington no reconoce. 

Los barcos afectados fueron identificados como Bella, Bering, Pandi y Luna. 

El Departamento de Justicia no dio detalles del lugar de la operación y de la fecha. El principal diplomático estadounidense para América Latina, Michael Kozak, afirmó que este es un “paso importante”. 

Según esta demanda, el empresario iraní Mahmud Madanipur, quien presuntamente tiene vínculos con la Guardia Revolucionaria, organizó envíos para Venezuela utilizando compañías de fachada offshore y transferencias de barco a barco para evitar sanciones contra Teherán.

El diario The Wall Street Journal informó el jueves, citando a funcionarios estadounidenses, que los buques habían sido confiscados y que estaban en camino a Houston, en Texas. 

Este jueves, el embajador de Irán en Venezuela dijo que los reportes de que los petroleros iraníes habían sido capturados eran “otra mentira y guerra psicológica” de Estados Unidos.

“Los barcos no son iraníes, y ni el dueño ni su bandera tienen nada que ver con Irán”, dijo Hojat Soltani en Twitter, en español.

Según el Departamento de Justicia, después de la operación, un buque iraní abordó por la fuerza una embarcación no relacionada en un aparente intento de recuperar el petroleo confiscado.