Este descenso en las ventas de bebidas llamadas “espirituosas”, se atribuye a la crisis hiperinflacionaria, la falta de poder adquisitivo del venezolano y al alza del dólar

La ventas de bebidas alcohólicas en la capital han experimentado una caída de 75 a 80% en lo que va de 2019, informó Carlos Salazar, presidente de la Cámara de Licores del Área Metropolitana de Caracas (Calicor), este miércoles 31 de julio.

“No manejamos cifras exactas, pero desde Calicor estimamos una contracción en el sector licorero de 75 a 80% en lo que va del año. Cada día son más los comercios cerrados porque la crisis inflacionaria afecta directamente sus ingresos ya que el poder adquisitivo del venezolano no da ni siquiera para comprar comida”, indicó el presidente de la Cámara, Carlos Salazar.

Salazar también hizo referencia al incremento en las ventas de licores que no cuentan con el control sanitario correspondiente para el consumo. “Estamos realizando una campaña de concientización para que los usuarios dejen de consumir bebidas clandestinas. Las autoridades, en trabajo conjunto con la comunidad, debemos detener este flagelo”.

En la actualidad, se ha registrado casos de intoxicación y fallecimientos por el consumo de bebidas alcohólicas que no cumplen con los estándares sanitarios como aguardientes, cocuy o licores de ron por su bajos precios.

“Las bebidas que más se venden son aquellas que son de menor costos porque es lo que los consumidores pueden pagar”, aseveró Salazar.