Nicolás Maduro indicó que están atentos a todas las formas de pago que se han desarrollado en el país. Indicó que han adoptado medidas “en silencio” para evitar y eludir las sanciones.

El Gobierno está evaluando “cómo ese proceso que llaman dolarización puede servir para la recuperación y despliegue de las fuerzas productivas del país y el funcionamiento de la economía”.

La cita pertenece a Nicolás Maduro, quien en una entrevista con José Vicente Rangel, señaló que “por el peso del dólar como factor hegemónico de moneda internacional, todas las economías del mundo están dolarizadas, ese es un debate que se está dando en Venezuela”.

Ante la pregunta del entrevistador sobre el tema económico, el mandatario admitió que “ahora ha aparecido un sector de la economía que hace sus intercambios y su funcionamiento con el dólar u otras divisas de monedas convertibles”.

Sorprendentemente asumió esta situación, sin la alarma característica de quienes ven en la teoría del mercado una amenaza del capitalismo y alejado de los pruritos de quienes se dicen que son sus asesores con Alfredo Serrano Mancilla, y dijo que “la autorregulación necesaria en un país que se niega a rendirse. Esto permitió que surgieran otros mecanismos para el proceso de intercambio comercial productivo para la vida económica de la sociedad”.

“Yo estoy atento permanentemente de defender el bolívar, el salario, los ingresos, con el Carnet de la Patria y los demás mecanismos, de evaluar cómo ese proceso que llaman dolarización puede servir para la recuperación y despliegue de las fuerzas productivas del país y el funcionamiento de la economía. Una válvula de escape, gracias a Dios existe, Venezuela siempre tendrá su moneda, el bolívar, vamos a recuperarlo, vamos a defenderlo; y ahora el Petro que ha venido construyendo su ecosistema”, setenció para sorpresas de propios y extraños.

También señaló que en el tema económico, han tomado decisiones que no han sido difundidas para evitar que sean atacadas.

“Hemos tenido que hacer cosas en silencio, para evitar que nos sancionen. Tenemos los recursos y las fortalezas para evitar todas las sanciones”, sentenció Maduro.

La guerra económica

No dejó de acudir a su argumentación sobre el impacto de las sanciones que se presentan ante las operaciones económicas que hace el Gobierno.

“Hay conciencia nacional de que hay una guerra brutal en el campo económico. Hay factores que se han recrudecido en los últimos tiempos. En 2015, 2016, y 2017 fue subterránea, ahora es abierta la persecución financiera. Nos robaron 30.000 millones de dólares. Estamos sancionados para que no compremos nada. Llaman a las navieras para que no traigan nada. Persiguen a Pdvsa. Hemos logrado un milagro. La economía venezolana se está autorregulando y hay síntomas certeros de que vamos a recuperarnos”, dijo el mandatario.

Coloca como problema fundamental el tema del ingreso de divisas que pasó de 3.500 millones mensuales a cero en algunos meses “por culpa de las sanciones”.

“Vamos a regularizar el ingreso en divisas con otras exportaciones como hierro, coltán, acero y oro”, dijo Maduro.