La Cámara Inmobiliaria de Venezuela celebró la reforma de la Ley de registros y notarías, porque “se están dando los pasos” para que funcione el sector. “Eso no funcionaba, la UT estaba paralizada”, señaló Francisco López, presidente de la Cámara.

Pero “no nos gusta” que pusieron tasas “que parece que no obedecen a la realidad venezolana” y “están cobrando mucho por los trámites”. Hay “una serie de trámites que no se ajustan a la realidad económica venezolana”, acotó en entrevista con Unión Radio. Hay que revisar las tasas en algunos ítems, enfatizó.

Lo lógico era sentarse con los dolientes, pero ya que no lo hizo proponemos sentarnos y revisar lo que está mal y lo que está bien, subrayó. Quiénes deben sentarse: todos los actores sociales y políticos que tengan que ver, como Fedecámaras. “¿Será que nos reciben?”, interrogó.

Aclaró que un mismo documento, en distintos registros, se tasa en diferentes valores, y esto es una irregularidad. Que no quede a la discrecionalidad del funcionario de turno, aseveró.

López sostuvo que 2021 cerró con más de 20% de crecimiento del sector Pero “nos damos cuenta de que la necesidad de financiamiento a largo plazo es más imperiosa”, señaló. El mercado primario “está totalmente parado”, recordó. Dijo esperar que se active el crédito para la construcción, así como el crédito a largo plazo para la compra de inmuebles.