El vocero de la organización señaló que es necesario comenzar una flexibilización, con delivery y pickup, para que las tiendas puedan generar ingresos

El presidente de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo), Freddy Cohen, señaló que alrededor de 600.000 empleados que laboran en el gremio comercial están siendo afectados por la cuarentena impuesta por el coronavirus.

Indicó además que, es imposible para un comerciante poder cancelar la nómina o incluso pagar el condominio de un local cuando tienen casi tres meses sin poder trabajar.

También acotó que, ya se han comunicado en nombre de todos los trabajadores y miembros de la Cámara con la vicepresidencia para discutir un posible plan de flexibilización.