“Se trata de un proceso conocido y, sin duda, causa preocupación, pero se está aplicando todo un conjunto de medidas para corregir la situación”, expresó un vocero de gobierno ruso

El portavoz de Rusia, Dmitri Peskov, admitió que el Kremlin es consiente de la caída del bienestar de las familias rusas, después del informe presentado por la oficina de estadística del país europeo, donde se reflejó que el 48,2% de la población no cuenta con el poder adquisitivo para costear alimentos, ropa y calzado.

“Vemos y comprendemos lo que ocurre, pero lo importante es que la jefatura (del país) sabe claramente qué hay que hacer para modificar esta tendencia”, subrayó Peskov.

Según el portavoz del Kremlin, las causas de la caída del nivel de bienestar de la población están originadas por las guerras comerciales y  las sanciones que existen contra la nación europea.

“Se trata de un proceso conocido y, sin duda, causa preocupación, pero se está aplicando todo un conjunto de medidas para corregir la situación”, explicó.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, los ingresos de los rusos disminuyeron durante cuatro años consecutivos (2014-2017) y solo en 2018 experimentaron un aumento, que fue de apenas el 0,1 %.