Según los datos aportados por ambos países la caída más significativa se presentó en los rubros alimenticios.

Este miércoles el gobierno brasileño informó que el índice en los precios registró en septiembre una deflación del 0,04 %, mientras que para el mismo mes, el índice inflacionario en Venezuela se ubicó en 23,5 %, según informó la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional.

De acuerdo con el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), durante los primeros nueves meses del año, la inflación en Brasil acumuló un 2,49 %. Por su parte, en nuestro país es hasta la fecha de 3.326 %

Al igual que en agosto, en Brasil, la reducción de los precios de los alimentos y las bebidas fue una de las principales razones de la caída de la inflación en septiembre, mismo panorama que se observa en Venezuela.

“El grupo de alimentos y bebidas ya había disminuido en agosto un -0,35 %, que se intensificó a -0,43 % (en septiembre), presionado por la desaceleración de los alimentos fuera del hogar”, explicó el gerente del Sistema Nacional de Índices de Precios del IBGE, Pedro Kislanov.

Por su parte, el diputado Alfonso Marquina indicó que, el desequilibrio económico este mes se encuentra entre los rubros alimenticios y las bebidas no alcohólicas,al registrar una caída del 42,6 %.

“A pesar de que el venezolano ha dejado de alimentarse de la manera correcta, la inflación sigue incrementando. Ya basta de seguir utilizando mecanismos para desvirtuar la realidad. El cambio político y económico que requiere Venezuela no se podrá implementar mientras tengamos un gobierno usurpador”, señaló el parlamentario venezolano.

La baja inflación registrada en Brasil en los últimos años, ha permitido al Banco Central reducir la tasa básica de interés a 6,0 %, el nivel más bajo en los últimos 33 años, con el objetivo de estimular el consumo y la inversión productiva.

En cambio en Venezuela, se continúan implementando medidas económicas para apalear la inflación, como asignación de bonos económicos para beneficiar al sector de la población venezolana que cuenta con el Carnet de la Patria.