Solo en Las Majaguas (Portuguesa) hay entre 80 y 90 cañicultores afectados

El grueso de la zafra terminó porque ya entraron las lluvias, especialmente en el llano, donde está 80% de la caña, informó el presidente de la Federación de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela (Fesoca), José Ricardo Álvarez.

Solo un central azucarero, La Pastora, está trabajando hoy día.

Se perdieron 30 días de zafra debido a la escasez de gasoil, por lo que quedó caña en el campo: son unas 350 mil toneladas las que quedaron en el campo, reportó en entrevista con Unión Radio. Solo en Las Majaguas (Portuguesa) hay entre 80 y 90 cañicultores afectados.

El dirigente gremial instó a prepararse para la próxima zafra, que debe comenzar en diciembre, y llamó al Estado a permitir la importación de gasoil. “Tenemos seis meses para resolverlo”, insistió. Son unas 550 gandolas de combustible, que incluyen lo que consume la agroindustria, para la siembra de 120 mil hectáreas de caña (hoy se siembran 50 mil).

Para la siembra de cada hectárea se necesitan 2.500 dólares, estimó.