El actual top 11 del ranking mundial de tenis playa habló de sus mejores recuerdos, además de sus pasiones y posibles planes a desarrollar en un futuro

Ramón Guédez; el más reciente abanderado de Venezuela en los Juegos Mundiales de Playa, fue el protagonista de la transmisión en vivo de este viernes que se realizó en Punto Olímpico, como parte de la iniciativa de Atletas en su Punto.

“Nacho” como se le conoce, admitió sentirse cómodo conversando frente a la cámara, debido a que hace ya siete años es graduado de Comunicación Social.

“Conseguí una beca con la Universidad Fermín Toro, que fue donde estudié. Todos mis trabajos estaban ligados al deporte. Y aunque no fue lo que comencé estudiando, fue lo que me gustó”, aseguró la máxima raqueta venezolana del tenis de playa, quien admitió que en un futuro quisiera ejercer su profesión.

Durante la entrevista a tráves de Instagram Live, el atleta destacó la medalla dorada que consiguió en los I Juegos Suramericanos de Playa, que se celebraron en Vargas 2014.

“El mejor momento de mi carrera lo viví en 2014 en Vargas, cuando quedé campeón de los primeros Juegos Suramericanos de Playa. De verdad que no pensé que fuese a ganar y fue algo muy emocionante. Lo que hizo más especial el momento fue que lo conseguí frente a mi gente”, afirmó Guédez.

Representar los colores patrios para el, es sin duda un orgullo, y trajo a la mesa, el momento donde llevó nuestro pabellón en los recientes Juegos Mundiales de Playa: “Estoy muy orgulloso de haber sido el abanderado en Catar. Si me dan nuevamente la oportunidad la aceptaría sin pensarlo. Me siento orgulloso de ser venezolano y es algo que no cambiaría por nada”.

De igual manera el tenista de playa, aprovechó para hablar de su pasión por el beisbol, la cuál nació hace más de una década, cuando comenzó a idolatrar a jugadores como Miguel Cairo y Robert Pérez.

“Puedo decir que el beisbol fue mi primer deporte y le tengo mucha cariño. Desde muy pequeño mi mamá me llevaba a ver los juegos de Cardenales y de ahí nació la pasión”, dijo el nativo de Barquisimeto.

Otro de los puntos que abordó el venezolano fue lo que visualiza desempeñar una vez que llegue el momento de su retiro como jugador profesional, ansiando ayudar a la formación de futuros atletas.

“Cuando me retire quisiera tener varias academias para ayudar a la formación de este deporte que tanto me ha dejado. Si pudiera seguir aportando para los que vienen, yo estaría súper contento”, expresó “Nacho”.

“Catar fue increíble porque terminabas de jugar en una cuadra, y te dabas vuelta y veías compitiendo a Antonio Díaz. Creo que pocos tienen esa oportunidad y yo jamás había podido verlo en vivo. Fue una experiencia única con grandes atletas y creo que la única que faltó fue Yulimar Rojas”, finalizó.

Con información de Prensa COV