Fans de los Patriots fueron en busca de su jersey de Tom Brady con los Buccaneers luego de que triunfara en el Juego de Campeonato de la NFC

Tan pronto como los Tampa Bay Buccaneers ganaron el juego por el título de la NFC, Brian Pope fue de compras por un jersey de Tom Brady para portar cuando vea el Super Bowl.

Un problema: Pope vive en Connecticut. Y realmente no es un fanático a los Buccaneers; o al menos, no lo era hasta que Brady dejó a los New England Patriots para competir por otro campeonato con Tampa Bay.

“Estaré observando y estaré apoyando a Brady”, dijo Pope mientras miraba un estante de los jerseys del quarterback con los Patriots y los Michigan Wolverines en la tienda de Gillette Stadium el lunes por la tarde.

“Desearía que no se hubiera marchado, pero así fue”; dijo Pope. “Sigo siendo un fanático a los Patriots, pero no estoy molesto de que juegue en un Super Bowl, de ninguna manera”.

Brady ganó seis Super Bowls con los Patriots, una marca de la NFL, y también jugó en otros tres durante un lapso de 20 años en New England que culminó cuando firmó con los Buccaneers como agente libre en marzo.

Desde entonces, los aficionados que dejó atrás le han estado siguiendo a la distancia. Y ahora que se alista para jugar en su décimo Super Bowl, muchos lo apoyarán como si nunca se hubiera ido.

“Estuvo aquí por 20 años; hizo un gran trabajo; nunca dio problemas. ¿Por qué no perseguir su sueño?”, señaló Kathie McCarthy, quien estaba en Gillette Stadium para recibir su vacuna contra el COVID-19.

“Desearía que hubiera habido algún modo de retenerlo”, dijo ella, observando su reloj para cerciorarse de no llegar tarde a su cita. “Pero la gente olvida que se trata de empleos. Estas son sus vidas”.

Con información de ESPN