Sucedió lo inevitable, la muerte se adelantó y le tocó la puerta al “Pelusa”, un tipo que vivió la vida a su manera y que llenó de gloria a Argentina

El futbolista que enamoró al mundo con su juego, el que llevó a toda la Argentina a la cima del balompié mundial, el tipo que se ponía la 10 sin ningún tipo de complejos.

Hoy el mundo del fútbol está de luto y llora al guerrero del campo, al que arengaba, al que gritaba y al que sintió la camiseta de la selección como ningún otro jugador.

Maradona será recordado como el Dios del fútbol, más allá de sus comportamientos extradeportivos, Diego Armando era sinónimo de pasión e idolatría por la fanaticada mundial.

Un paro cardiorrespiratorio llevó al “Pelusa” a su fin, pero seguirá vivo en los corazones y la memoria del fanático argentino que lo recordará siempre a la hora del cantar el himno. El hombre que logró anotarle a Inglaterra el mejor gol de la historia de los mundiales y además de sellar la victoria con la mano.

México 86 lo llevó a la gloria y además fue un osado al irse al Napoli, a escribir la historia de un equipo que no existía hasta su gloriosa llegada.

“La pelota no se mancha”, así recordamos hoy a Diego Armando Maradona.