Olivo, junto a Melissa Jiménez, la Miss International 2019, aseguraron que su compromiso con la juventud es motivarlos desde su ejemplo

“Venezuela nos pide a los jóvenes que nos quedemos acá trabajando. Quiero inspirar a las niñas a que desarrollen confianza en ellas y que vean al país como un lugar donde existen oportunidades para crecer”, expresó la nueva soberana de la belleza, Thalía Olivo durante la presentación a la prensa, a la que asistió junto a Melissa Jiménez, quien representará al país en el certamen Miss International, el próximo 12 de noviembre.

Olivo agregó que su propósito será “motivar a que cada quien se fije su camino con preparación, con educación, guiado por nuestras creencias y valores. Todos estamos en la capacidad de crecer y de retribuir todo lo que nos ha dado el país por más lamentable que sea la situación”, dijo.

“A las niñas les digo que confíen en ellas. Hay que hacer lo que queremos y lo que nos nace en el corazón”, agregó Melissa Jiménez, quien destacó que la belleza no solo radica en el físico, sino en todas las áreas de nuestras vidas.

“La belleza es ser integral, quiero mostrarle a la juventud, a los deportistas, como deportista que soy, que en Venezuela no se acaban las oportunidades”, añadió Jiménez.

Acompañadas de la directiva de la Organización Miss Venezuela, conformada por Nina Sicilia, María Gabriela Isler y Jaqueline Aguilera, y por el Vicepresidente Ejecutivo de Venevisión, Manuel Frías Villalba, las nuevas reinas respondieron a las preguntas de la prensa nacional e internacional con disposición y una sonrisa indeleble.

Sobre los percances del certamen, Thalía, relató que previo a su salida al desfile de gala, se dio cuenta de que no había sacado sus zapatos de la maleta, “todas las maletas eran negras y había muchas. No fue fácil encontrarla y, cuando apareció, tenía un candado. Ahí aprendí que si le clavas un bolígrafo al cierre, la maleta abre”, dijo entre risas y añadió que se colocó el calzado justo antes de su turno.

Durante el encuentro, ambas representantes dejaron ver su seguridad en sí mismas. Las dos practicaron deportes a lo largo de su vida: Thalía en nado sincronizado y Melissa en gimnasia y contorsionismo, hecho al que le atribuyen a su disciplina y constancia e incluso para haber llegado al sitial que hoy ocupan.

Aseguraron que ya empezaron a prepararse para los nuevos retos que enfrentarán y se comprometieron a trabajar por el país influenciando a los más jovenes a perseguir sus sueños.

Thalía agradeció entre lágrimas el apoyo brindado por su familia y en especial por su hermana: “ella siempre ha creído en mí y me ha acompañado en todo lo que hago”, dijo.