Sorprendido por la lluvia de reacciones (casi todas en su contra) que ha provocado la carta que él enviara al Papa y al Rey de España, solicitando que ofrezcan disculpas por la matanza de indígenas en 2021, cuando se conmemoran 700 años de la fundación de Tenochtitlan, actual Ciudad de Méxixo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró este jueves que las reacciones son exageradas en torno a su petición al rey de España y al papa Francisco para que se disculpen por los abusos cometidos durante la Conquista.

“Vamos a esperar un tiempo a que se serenen los ánimos. Se me hace que hubo una sobrerespuesta, se exageró mucho, lo cual demuestra que ahí está el tema, subterráneo”, dijo este miércoles el mandatario, en la conferencia de prensa que se celebró en la fronteriza Tijuana.

López Obrador informó este lunes que pidió por carta a Felipe VI y al papa Francisco que se disculpen por los abusos cometidos por los españoles y la Iglesia católica durante la conquista del actual México.

En respuesta, el Gobierno de España lamentó profundamente que se hiciera pública la carta y rechazó “con toda firmeza” el contenido.

Desde la escena política española y mexicana también ha habido un alud de reacciones, en su mayoría negativas.

Cuestionado por la prensa, este miércoles López Obrador retomó el tema y consideró que la “polémica” es buena porque “nos lleva a revisar nuestro pasado”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

“Y esto es muy importante, porque el que no sabe de dónde viene, difícilmente va a saber a dónde va. La historia es la maestra de la vida”, reflexionó.

Ante informaciones que apuntan a que el papa Francisco no visitará México en 2021 -cuando se conmemoran los 500 años de la caída a manos de españoles de Tenochtitlan, la actual Ciudad de México- y tampoco pedirá disculpas, López Obrador dijo “no saber” de esta respuesta.

“Él siempre va a ser bienvenido a México, y él pidió perdón en Bolivia. Lo que estamos solicitando es lo mismo a los pueblos originarios de México”, apuntó.

Finalmente, aseguró que en su petición de disculpa no está buscando una “indemnización” sino solamente “aclarar lo sucedido”.

“No vamos a confrontar a nadie, pero no padecemos amnesia”, agregó.

López Obrador pidió a España y al Vaticano que se disculpen el 2021, cuando se conmemorarán los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, actual Ciudad de México, los 500 años de la caída de Tenochtitlan en manos de los españoles y los 200 años de la independencia de México.

“Es tiempo ya de decir que vamos a reconciliarnos pero primero pidamos perdón”, dijo el presidente, quien aseveró que la conquista “se hizo con la espada y la cruz” y recriminó que hubo “matanzas”, e “imposiciones”.

Además, avanzó que él mismo también pedirá disculpas por los abusos cometidos por parte del Estado mexicano contra los pueblos indígenas.