Los participantes del recorrido podrán ver la capilla gótica donde reposan los restos del florentino, así como la mansión que conserva el mobiliario, manuscritos y planos de sus ingeniosos inventos que fueron recreados para que el público interactúe con ellos

En una capilla gótica, situada junto a la muralla de uno de los castillos renacentistas del Loira, reposan los restos de uno de los mayores genios de la humanidad, el artista italiano Leonardo da Vinci, fallecido hace 500 años en esa región del centro de Francia, que aprovecha el aniversario para rendirle homenaje.

El florentino (1452-1519) pasó allí los tres últimos años de su vida bajo el amparo del rey Francisco I. Se instaló en el castillo-mansión Clos Lucé, adonde según explicó a EFE su actual gerente, François Saint Bris, llevó tres de sus obras maestras: “La Gioconda”, “La Virgen, el Niño y Santa Ana” y “San Juan Bautista”.

La tumba del genio italiano en el recinto del castillo de Amboise forma parte del Patrimonio Mundial de la Unesco y es epicentro del recorrido organizado por la región en homenaje a su polifacética figura como pintor, arquitecto, científico, escritor, escultor e ingeniero.

Construida entre 1491 y 1496, la capilla de Saint-Hubert alberga la sepultura de Da Vinci y en dos inscripciones en la pared, en francés e italiano, se refleja la fecha del nacimiento y la muerte del artista.

En una capilla gótica, situada junto a la muralla de uno de los castillos renacentistas del Loira, reposan los restos de uno de los mayores genios de la humanidad, el artista italiano Leonardo da Vinci / Foto:EFE

La mansión de Clos Lucé se encuentra a pocos a metros de la capilla y conserva mobiliario de la época, como la cama o el escritorio de Da Vinci, junto con manuscritos y planos de sus ingeniosos inventos, como el tornillo aéreo, el tanque y la ametralladora. 

Aparatos que la región ha recreado para que el público pueda interactuar con su obra en esta conmemoración, organizada de febrero a noviembre y que este 2 de mayo, día del aniversario de la muerte del artista, contará con la presencia de los presidentes de Francia e Italia, Emmanuel Macron y Sergio Mattarella, respectivamente.

“Viva Leonardo da Vinci 2019 es un evento que representa un momento histórico para nuestra región, para Francia y para todo Europa …Da Vinci es sin lugar a dudas la figura más representativa del Renacimiento francés e italiano”, señaló el presidente de la región, François Bonneau.

El tributo que el Loira presta al polifacético italiano recuerda que su corta estancia francesa, en la que estuvo acompañado por su pupilo Francesco Melzi, fue también reconocida por los banquetes y las fiestas que realizaba en los salones del castillo.

El tributo incluirá na serie de aparatos para que los visitantes puedan interactuar con la obra del artista

Rememora igualmente su amor por la naturaleza, reflejado en los estudios que dedicaba a esa materia, e incluye obras de teatro, espectáculos, experiencias gastronómicas y exposiciones, en cuya organización han trabajado el gobierno local y sus homólogos de la Toscana, en Italia.

Hasta el momento, una de las muestras más visitadas es la organizada sobre sus estudios de ingeniería, titulada “Leonardo y los robots”.

“Buscamos que el público viva una experiencia diferente. ¡Un viaje al pasado y al futuro a través de las diferentes máquinas accesibles!”, explicó a Efe el comisario de la exposición, Jean-Pierre Anchisi.

Además, el restaurante ubicado en los jardines de ese castillo-mansión ofrece un menú gastronómico inspirado en el siglo XV y elaborado por el chef Sieur Sausin, especialista en la comida típica de la época.

El programa incluye destinos como el castillo de Chambord, en cuyo diseño se tuvieron en cuenta ideas de Da Vinci, aunque comenzó a construirse meses después de su muerte.

Su mirada se extiende además al Renacimiento en su conjunto, en un territorio que, particularmente en ese periodo, según sus organizadores, “se benefició de los más bellos espíritus creativos de la historia del arte y de las ciencias”, cuyo legado pervive en sus imponentes castillos.

El Met mostrará obra la inconclusa de Da Vinci

El Museo Metropolitano de Nueva York (Met) también recordará al pintor en el 500 aniversario de su muerte exhibiendo St. Jerome Praying in the Wilderness, una obra maestra inconclusa del artista italiano.

La pintura, un préstamo del Museo del Vaticano, “que ofrece una visión extraordinaria del proceso creativo del pintor”, según el Met, será exhibida del 15 de julio al 6 de octubre de este año, indicó la institución en un comunicado.

St. Jerome Praying in the Wilderness será exhibida como parte de este homenaje

Señaló además el Met que esta exhibición, “Leonardo da Vinci’s St. Jerome”, rendirá homenaje “a uno de los más renombrados genios de todos los tiempos”.

“St. Jerome Praying in the Wilderness”, que comenzó a pintar en 1483, representa a Jerónimo (DC. 347-420), santo y teólogo de la iglesia cristiana, en una escena que está basada en la historia de sus últimos años, que pasó en una ermita en el desierto.

Penitente, envejecido, demacrado y casi sin dientes, Jerónimo meditaba de rodillas ante una cueva en un paisaje rocoso. Reclinado ante él, un león domesticado, su compañía en el desierto y una figura central en la historia de su vida.

“La anunciación” es una de las obras más importantes del renacentista italiano

“Estamos emocionados de honrar el legado de Da Vinci exhibiendo esta rara y excepcional pintura, que provee una mirada íntima en la mente de una figura sobresaliente del arte occidental”, dijo en el comunicado Max Hollein, director del Met.

“A través de los siglos, académicos han tenido acalorados debates, correctos o erróneos, sobre la atribución de ciertas pinturas por Da Vinci, pero el San Jerónimo del Museo del Vaticano es posiblemente una de las seis pinturas cuya autoría nunca ha sido cuestionada”, afirmó Hollein.

El Met destacó que la exhibición ha sido organizada por su comisaria Carmen C. Bambach con la colaboración del Museo del Vaticano y su directora Bárbara Jatta.

La exhibición será complementada con un programa educativo con varios eventos paralelos, entre ellos figura una que Jatta tendrá una conferencia sobre esa obra el 20 de septiembre en el Met.