La versión digital de Tomorrowland termina hoy domingo y entre los artistas principales se destacan los estadounidenses Katy Perry y Steve Aoki, y el francés David Guetta

Los DJ Mr. Pig y B Jones, un mexicano y una española, fueron los encargados de representar el mundo hispano y de abrir este sábado la primera versión digital de Tomorrowland, el festival de música electrónica más grande del mundo, que este año se transmite a través de internet por el coronavirus.

“Soy latino y estoy orgulloso de serlo. Ahora bailemos”, gritó Daniel Bautista, mejor conocido como Mr Pig, al iniciar su presentación en el festival que duró 45 minutos, durante los que habló una mezcla de inglés y español, presentó algunas de sus canciones más populares y estrenó su nuevo tema “Blue Dreams”.

Mr Pig, después de llenar de salsa el escenario Elixir, el que le fue asignado para esta presentación, incorporó, como había prometido, algunas de las canciones popularizadas por la icónica agrupación de música tropical mexicana La Sonora Santanera, entre las que se destacó “La boa”.

Elixir es uno de los siete lugares creados para la versión digital del festival, considerado el más grande del mundo.

Para capturar la imaginación de los que compraron los códigos de acceso, los organizadores crearon un mundo al que dieron el nombre de Pāpiliōnem.

Esta es la tercera vez que el DJ mexicano forma parte de la cartelera de Tomorrowland, que ha llegado a reunir casi medio millón de personas en la ciudad belga de Boom.

Las primeras dos veces fue en vivo, pero en esta ocasión se realizó a través de una grabación hecha localmente y que fue enviada a los organizadores, que la sobrepusieron sobre una versión en 3D del escenario, el cual habían diseñado para la versión real.

B Jones, la única artista española en Tomorrowland 2020, también se presentó en Elixir, justo después de Mr Pig.

La DJ asentada en Ibiza hizo un recorrido por algunas de sus creaciones más famosas, que incluyeron versiones de “Higher Love” y “Shallow”, tras un paseo por los éxitos de Coldplay.

Su despedida con “Bella Ciao” fue un guiño al poder de la cultura española que une al mundo no solo a través de la música, sino a través de éxitos en “streaming” como “La casa de papel”.

Aoki había anunciado que su presentación incluiría muchos de sus éxitos, con artistas latinoamericanos como Maluma, Daddy Yankee y Farina.