Durante una entrevista con la escritora y conferencista mexicana, Trixia Valle, Núñez comentó que en su infancia estuvo involucrado en un caso de acoso escolar. ¡Conoce aquí los detalles!

El acosador siempre está alerta. Aprovecha cualquier espacio, momento o situación para atacar (física o verbalmente) a su víctima. Durante el recreo, en los baños, pasillos, canchas deportivas, comedor, incluso en el mismo salón de clases, se puede producir un episodio de bullying o acoso escolar.
El portal Psicólogo Infantil Barcelona explica que este tema no es nuevo, pero en los últimos años ha tomado más auge debido a las consecuencias —a corto o largo plazo — que las agresiones pueden ocasionar, las cuales van desde trastornos mentales hasta desenlaces fatales (como suicidios), cuando el o la joven no ve una escapatoria o solución clara al evento por el que está atravesando.

Dinámica del bullying

Ahora bien, ¿cómo se establece la dinámica en este tipo de casos? El medio español reseña que, generalmente hay una víctima y un acosador que puede trabajar solo o en grupo. Cuando se trata de un grupo —agrega el portal— hay un líder que promueve estas conductas y otros que lo siguen.

Las personas que siguen al líder se dejan llevar por sus ideas y, en ocasiones, son las que cometen las agresiones contra el acosado, sin importar las consecuencias de sus actos.

Esto fue lo que sucedió con Rafael Núñez, creador de JovenSeguro, un medio digital que ofrece herramientas para detectar el bullying y enfrentar situaciones en la que las personas pudieran estar inmersas, a fin de ponerles freno a tiempo y lograr un mejor bienestar.

Y es que Rafael, antes de crear su portal, fue acosador durante su etapa de estudiante.

“Todo empezó porque en primaria le hacían bullying a un compañerito que era tartamudo, bueno, lo sigue siendo. Hubo un líder y todos nos colocábamos con él a hacerle bullying, eso fue hace treinta y tantos años”, comentó durante una conversación que sostuvo recientemente con la escritora y conferencista mexicana Trixia Valle, en su programa de entrevistas Piensa por ti.

Rafael resaltó que, aunque ese episodio sucedió hace un lustro, no fue sino en su etapa adulta que se hizo consciente del daño que le ocasionaba a su excompañero al burlarse de él por su condición.

“Un día soñé que lo tenía al frente. Yo tenía treinta y picos años que no lo veía, desde primaria. Yo le digo: Te pido perdón, y él me dice, ¿perdón de qué? Y no tartamudeó. A mí me daba vergüenza decirle lo que le hacíamos, entonces él me dice, bueno, está bien, yo te perdono”.

Núñez agregó que — en su sueño— tenía dinero en el bolsillo y que su compañero de clases le preguntó, ¿dónde puedo agarrar un bus? El respondió: yo: te pago el taxi. Explicó que esa era una forma de resarcir las burlas. De enmendar el daño que le ocasionó en la adolescencia con su grupo. “Cuando agarro el teléfono para llamar al taxi, yo me despierto y me quebranto, me dan ganas de llorar”.

Una semana y media después, Danilo Medina (ese era su nombre) lo agregó en Facebook.Al revisar su red social, Rafael se dio cuenta de que Danilo tenía una familia. Hablaron a través de la plataforma. Le contó que era Ingeniero en Sistemas. Rafael le envió una nota de voz. Danilo no la escuchó.

El perdón

Al año, otro amigo le dice que se había encontrado con Danilo y le compartió el número. Rafa se reunió con él y le pidió perdón en persona por todo lo que había pasado entre ellos. Danilo le dijo que no había escuchado nunca el audio que le envió y que había sufrido mucho por esos ataques en la adolescencia, pero eso lo había incentivado a dar clases (él era profesor y cuando impartía sus clases, no tartamudeaba).

“Me causaba cierta incomodidad o pena (expresó Danilo en relación al bullying) aunque tampoco nunca tuve rencor u odio hacia las personas que lo hacían. Sin embargo, Rafael, en un episodio hace cuatro o cinco años atrás, me comentó que tuvo una revelación donde él me veía y se arrepentía por lo que había hecho, que me pedía perdón, yo le dije que no era necesario porque yo no sentía hacia él ningún sentimiento de rencor…. aprecié su acto”, resaltó Danilo durante una cápsula informativa que compartió la entrevistadora Trixia Valle con toda su audiencia, antes de ir a comercial.

Danilo estaba atravesando una situación económica complicada. Rafael Núñez señaló en la entrevista que decidió ayudarlo en ese momento. Se sintió en paz luego de hacerlo.

La historia de Rafa y Danilo puede presentarse en cualquier momento de nuestras vidas. Lo importante, en todo caso, es aprender de los errores (como vimos con sus testimonios) y ser promotores del respeto y el buen trato hacia los demás (para que esto no siga sucediendo).

Es por ello que Rafael aprovechó el espacio para hacer algunas recomendaciones finales:
• A los niños: les digo que le pidan a su Ángel de la Guarda. Dijo que muchos ya tienen contacto con él y compartió una oración para que la recen con más frecuencia:
Ángel de la Guarda, dulce compañía, no me abandones, ni de noche ni de día, que sin ti yo me perdería, llévame a los brazos de José, Jesús y María.
• A los papás: mucha comunicación efectiva con sus niños y que les inculquen valores de respeto, ética y sobre todo religiosos para lograr una mejor convivencia.
¡Promovamos la paz y evitemos el bullying!