El presidente Duque y varios organismos de inteligencia dieron a conocer detalles del estado de salud de uno de los criminales más buscados de Colombia

El jefe de la disidencia Segunda Marquetalia, alias Iván Márquez, no está muerto, pero sí está en un grave estado de salud. Así lo dieron a conocer varias fuentes de inteligencia y hasta el presidente de Colombia Iván Duque, quienes dieron detalles de cómo se encuentra el guerrillero, cuyo nombre original es Luciano Marín Arango.

Varios funcionarios de inteligencia informaron que el dirigente habría perdido varios dedos y estaría inconsciente debido a un fuerte golpe que sufrió en la cabeza luego del atentado del que fue víctima semanas atrás y en el que, según la prensa, había fallecido. lo que después fue desmentido.

Las fuentes citadas por diversos portales colombianos dijeron que Iván Márquez está hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos (UCI), con un trauma en el cerebro. Sin embargo, no habría riesgo de que se escape porque está custodiado con un potente esquema de seguridad; además, se presume que estaría en coma y, por ende, no podría moverse.

Esa versión la confirmó el mismo presidente Duque, durante una entrevista que concedió este fin de semana a la revista Semana, donde aseguró que dentro de las hipótesis que maneja su Gobierno, se baraja que Márquez habría muerto, mientras que otras señalan que estaría en estado vegetal.

“Algunas fuentes aseguran que murió en un acto confuso en Venezuela. Otras dicen que está en un hospital en muy grave estado de salud, prácticamente en estado vegetativo”, aseveró el mandatario.