Los centros de estudios tienen previsto celebrar el “Viernes del Arco Iris”, una jornada organizada por las ONG para promover la tolerancia y el respeto a la diversidad sexual entre los estudiantes

La Conferencia Episcopal polaca afirmó este miércoles 23 de octubre que “las escuelas no son el lugar para promover los postulados Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales (Lgbti)”, y pidió a los padres que no sean indiferentes ante la politización de la educación y la introducción de ideologías en las aulas.

El comunicado de la Iglesia Católica llega dos días antes de que varias escuelas polacas celebren el “Viernes del Arco Iris”, una jornada organizada por las ONG para promover la tolerancia y el respeto a la diversidad sexual entre los estudiantes.

Otras voces de la Iglesia, entre ellas el sacerdote y profesor universitario Dariusz Oko, han alertado de que el “Viernes del Arco Iris” es una iniciativa que “no se trata de educación, sino de depravación sexual”.

El año pasado se celebró por primera vez esta jornada, aunque a última hora muchos de los centros inicialmente adheridos desistieron después de que el Gobierno se mostrase contrario.

Para evitar que esta situación vuelva a repetirse, el Defensor del Pueblo de Polonia, Adam Bodnar, ha pedido al Ministerio de Educación que tenga en cuenta la importancia de educar a los jóvenes contra la discriminación.