De acuerdo con al análisis, 70% de las mujeres en ciudades de los países analizados sufrieron problemas mentales, frente al 52% de los hombres

Según un estudio de la entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujer), realizado en 11 países de Asia y el Pacífico, demostró que la pandemia del coronavirus afecta especialmente a la economía y a la salud mental de las mujeres.

Dentro de los factores que intervienen en este proceso, la organización internacional refirió que se encuentra el trabajo no asalariado, la pérdida de empleo e ingresos y el repunte de la violencia doméstica. Además, destaca que las mujeres entre 10 y 24 años son las más afectadas.

Las encuestas revelan que una mayor proporción de mujeres (el 35% frente al 31% de los hombres) ha visto reducidas sus horas de trabajo en el sector formal. Mientras que un 63% de ellas ha visto incrementarse el trabajo doméstico no remunerado, frente al 55% de ellos.

En tal sentido, el director de ONU Mujer para Asia y el Pacífico, Mohammad Naciri, expresó que “mientras se expandía la crisis de la COVID-19, hemos visto una y otra vez noticias sobre contagios y cifras de muertes. Los datos de las encuestas de evaluación rápida de ONU Mujer, sin embargo, muestran que las consecuencias de la COVID-19 van más allá de la salud física“.

Asimismo, expresó que “en tiempos de crisis y pandemia la realidad de todas las mujeres cambia. Tenemos que empezar a estimar el impacto psicológico, y con ello el económico, de no estar tomando las medidas necesarias para la salud mental”.