Un estudio, realizado por médicos del Hospital Municipal de Shangqiu en China a 38 hombres hospitalizados con la enfermedad, encontró que seis de ellos o el 16% resultaron positivos para el SARS-CoV-2 en su semen

Según investigadores chinos que analizaron el esperma de hombres infectados con la COVID-19, hallaron que una mínima parte de ellos tenían el nuevo coronavirus en su semen, lo que abre una pequeña posibilidad de que la enfermedad pueda ser transmitida sexualmente.

Los investigadores apuntaron que aunque los hallazgos eran preliminares y se basaban sólo en un pequeño número de hombres infectados, hay que investigar para saber si la transmisión sexual podría desempeñar un rol en la propagación de la pandemia de COVID-19.

“Se necesitan más estudios con información detallada sobre la eliminación del virus, el tiempo de supervivencia y la concentración en el semen”, detalló el equipo en un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA).

Mencionaron que “si se pudiera probar que el SARS-CoV-2 puede ser transmitido sexualmente, eso podría ser una parte importante de la prevención”.

Por su parte, Allan Pacey, profesor de andrología de la Universidad de Sheffield de Gran Bretaña, declaró que los estudios no deben considerarse concluyentes, ya que había algunas dificultades técnicas para analizar el semen en busca de virus. Indicó que la presencia del SARS-CoV-2 en el esperma no mostraba si es activo y capaz de causar infección.

“Sin embargo, no debería sorprendernos si el virus que causa el COVID-19 se encuentra en el semen de algunos hombres, ya que esto se ha demostrado con muchos otros virus como el Ébola y el Zika”, destacó.