La directora médica de la empresa Sanofi Pasteur Latinoamérica, aseguró que el promedio de tiempo que tardan los laboratorios en desarrollar una vacuna es una década y en el caso del dengue este proceso tomó 70 años.

Las farmacéuticas no tienen la certeza de la disponibilidad en el corto plazo de una vacuna universal contra el dengue, no obstante que se prevé un aumento de casos en los próximos años, afirmó Lucia Bricks, directora médica de la empresa Sanofi Pasteur Latinoamérica.

“No es fácil que sea universal porque hay necesidad de muchísimos estudios para probar la seguridad de dar acompañamiento. Cuando salieron los primeros datos se pidió cinco años más de seguimiento para ver qué ocurre, entonces en este momento no hay una previsión” de que pueda estar disponible, dijo la especialista.

En un encuentro con medios de comunicación, previo al segundo Foro Nacional de Influenza que se desarrolla en Guadalajara (oeste de México), dijo que la vacuna existente protege contra los cuatro serotipos de dengue y es comercializada desde 2015.

Sin embargo, su aplicación no se ha extendido a todos los sectores de la población, debido a que hay dudas respecto a su efectividad por parte de los gobiernos, agregó.

Bricks aseguró que el promedio de tiempo que tardan los laboratorios en desarrollar una vacuna es una década y en el caso del dengue este proceso tomó 70 años, aunque se tiene la idea de que “es mala y no es perfecta, entonces vamos a pagar el precio”.