Cuando Nick dibuja una “S” con sus dedos significa sentarse, y cuando dibuja una línea recta significa acostarse

Un cachorro llamado Emerson, fue abandonado en un refugio en Estados Unidos (EEUU), junto con sus dos hermanos. El perrito nació sordo y con problemas de visión.

A los 3 meses de edad, Emerson había vivido la mayoría del tiempo en un hospital, debido a las convulsiones causadas por el parvovirus canino del que fue víctima. Al estar contagiado con esta enfermedad mucha gente no quiso adoptarlo.

Un día, un joven llamado Nick vio por primera vez a Emerson, en una publicación de la Fundación North Florida. Nick de inmediato sintió empatía con el perrito, debido a que él también era sordo.

Nick, se dirigió al refugio en compañía de su madre para conocer al cachorro. Emerson robó su corazón y lo adoptó. El joven le enseñó lengua de señas a su mascota para poder comunicarse entre sí.

La vida de ambos cambió para mejor: por fin Emerson encontró a alguien que supiera amarlo.