Las dos empresas de telecomunicaciones refuerzan su alianza para desarrollar proyectos que se sustenten en el aprendizaje automático

Telefónica y Microsoft sellaron este lunes una nueva alianza para desarrollar nuevos servicios para clientes y ahondar en la investigación relativa a tecnologías disruptivas como el 5G y el blockchain.

Las dos compañías anunciaron la profundización de su cooperación en la jornada inaugural del Congreso Mundial de Móviles (MWC) de Barcelona, con el objetivo de profundizar el trabajo conjunto que han hecho hasta ahora.

El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, explicó en la presentación que se seguirá usando la “solidez” de las plataformas Azure y Azure AI para implementar nuevos servicios de Telefónica, que en estos momentos ya usa esa infraestructura para su asistente virtual Aura.

“Este acuerdo no solo refuerza nuestra relación, sino también la visión común de que la inteligencia artificial y el uso de los datos deben basarse en sólidos principios éticos y permitir a las personas que puedan tener el control de sus vidas digitales”, destacó por su parte el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

Así, las dos compañías extenderán el uso de Azure Cognitive Services tanto en la relación con los clientes como en los procesos de negocio, crearán nuevas experiencias en el hogar impulsadas por la inteligencia artificial y explorarán el uso de tecnologías inteligentes para transformar las redes.

Como parte de este nuevo pacto de colaboración, Telefónica y Microsoft crearán un grupo de trabajo para estudiar la aplicación de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático -machine learning- para transformar el sector, en la línea de optimizar las redes y reducir los costes.

A partir de los resultados de este grupo de trabajo, las dos compañías implementarán un modelo de propiedad intelectual basado en la “Shared Innovation Initiative” de Microsoft, que se basa en un conjunto de principios diseñados para dotar de claridad y confianza con respecto a la creación conjunta de tecnología y propiedad intelectual con el proveedor tecnológico.