La polémica habría iniciado luego de que la compañía Epic implementará en sus avatares de juego el famoso baile al conseguir una victoria

La Oficina de los Estados Unidos de Marcas Registradas rechazó la acusación del actor Alfonso Ribeiro, recordado por su papel de Carlton Banks de la clásica serie El Príncipe de Bel Air, en  que intentaba registrar oficialmente su baile, con la espera de tomar más acciones legales contra Epic y 2K, los desarrolladores del juego de Battle Royal, Fortine. 

Según el portal, Eurogamer, el organismo encargado del registro y control de marcas se rehusó a darle a Ribeiro una identidad registrada a su rutina de danza,  argumentando que no se trata de más que una secuencia muy sencilla de movimientos que no son protegibles por la ley de los EEUU.

“Tras revisar el material depositado para registro, debemos rehusar el registro [del baile] porque el trabajo presentado para registro es una simple rutina de baile, y como tal, no es registrable como un trabajo coreográfico”, dijo la organización especifica en una nota de prensa. 

La polémica habría iniciado luego de que la compañía Epic implementará en sus avatares de juego el famoso baile al conseguir una victoria. Los usuarios de la plataforma habrían causado cierto revuelo humorístico con respecto a esta opción disponible en el videojuego.