La misión es la primera de la historia que intentará llegar a la Luna, sufragada enteramente por donaciones privadas y dedicada a fines educativos

El módulo lunar israelí “Bereshit” (Génesis), primero lanzado por el país rumbo a la Luna, sufrió su primer incidente al no completar una maniobra planificada.

“Anoche sobre las 12 am, hora israelí, se había planificada otra maniobra para Bereshit, a su paso cerca de la Tierra, en una zona sin comunicación”, informó este martes la agencia SpaceIL, responsable del módulo.

“Durante la fase de pre-maniobra, el ordenador de la nave se reseteó de forma inesperada, lo que hizo que la maniobra se cancelase automáticamente. Los equipos de ingenieros de SpaceIL y la Industria Aeroespacial de Israel (IAI) están examinando los datos y analizando la situación”, añade el comunicado de la empresa.

“En estos momentos, los sistemas de la nave están funcionando bien, excepto por el problema conocido en el rastreador de estrellas. La comunicación entre el centro de control y la nave se mantiene como planificado y Bereshit continúa su órbita previa hasta la próxima maniobra”, añade la nota.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, celebró el pasado día 22 el exitoso lanzamiento al espacio del módulo no tripulado desde Estados Unidos para cumplir una histórica misión a la Luna, que valoró como “un momento de gran orgullo” y lo consideró “un gran paso para Israel” y su tecnología.


Fotografía cedida el pasado viernes por Industria Aeroespacial de Israel (IAI), que muestra el lanzamiento del cohete Falcon 9 en Cabo Cañaveral, Estados Unidos, ayer, 21 de febrero de 2019. El módulo lunar israelí Bereshit partió con rumbo al espacio a bordo de un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX.

La misión es la primera de la historia que intentará llegar a la Luna sufragada enteramente por donaciones privadas y dedicada a fines educativos.

El Bereshit que pesa 585 kilos, mide unos 1,5 metros y ha costado 100 millones de dólares, fue lanzado al espacio por un cohete Falcon 9 de la empresa Space X desde Cabo Cañaveral (Florida), y si todo sale como está programado, prevé aterrizar a la Luna el próximo 11 de abril.

La nave viajará alrededor de la Tierra durante siete semanas hasta alcanzar la velocidad necesaria para su encuentro con el satélite.

Una vez en la superficie lunar, “Bereshit” medirá el campo magnético del satélite, y enviará de manera simultánea imágenes y videos, al estar equipado con cámaras, sensores magnéticos y transmisores que enviarán la información a la Tierra.

Además, lleva una cápsula del tiempo con archivos digitales del tamaño de una moneda que incluye una Torá (Pentateuco, los primeros cinco libros de la Biblia), dibujos hechos por escolares israelíes, una copia del himno nacional y una bandera de Israel, así como literatura, fotos y canciones israelíes.