“Ejercer influencia externa y destructiva en Venezuela bajo la propuesta hipócrita de ayuda humanitaria no es democrático”, dijo el Canciller ruso

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, rechazó  las amenazas del gobierno de Donald Trump contra el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

La incitación y la influencia externa destructiva, e incluso bajo el pretexto hipócrita de prestar ayuda humanitaria, no tiene nada que ver con el proceso democrático“, ha destacado Lavrov  durante una conversación telefónica con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Lavrov ha reiterado que las acciones de EE.UU. constituyen una “interferencia no disimulada” en los asuntos internos del país, además de una “grave violación del derecho internacional”.

La conversación se produce luego de la reunión del canciller  ruso con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, que fue celebrada en Moscú con el objetivo de buscar caminos hacia la solución de la crisis que vive la nación sudamericana.

Durante este encuentro Lavrov reiteró el apoyo de Moscú a los esfuerzos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dirigidos a la estabilización de la situación del país, así como reafirmó su solidaridad con el Gobierno venezolano.  

Lavrov insistió en que la solución a la crisis en Venezuela debe realizarse sin presiones externas ni ultimátums, agregando que Rusia está dispuesta a aunar esfuerzos con mediadores regionales e internacionales para establecer un diálogo con el objetivo de resolver la situación del país suramericano.