Autoridades y personajes relevantes han expresado la solidaridad al Gobierno y ciudadanos de Nueva Zelanda por el ataque terrorista perpetrado este viernes en contra dos mezquitas en Christchurch

El papa Francisco expresó este viernes su “sincera solidaridad” ante el ataque terrorista contra dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, en los que murieron al menos 49 personas y que calificó de actos de “una violencia sin sentido”.

El secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, envió hoy un telegrama de pésame en nombre del papa en el que aseguraba que Francisco está “profundamente entristecido” por lo ocurrido y en el que muestra su solidaridad a toda Nueva Zelanda y en especial a la comunidad musulmana.

La reina Isabel II de Inglaterra dijo este viernes sentirse “profundamente entristecida” por el atentado terrorista y envió sus condolencias a todos los neozelandeses.

“El príncipe Felipe (marido de la monarca) y yo enviamos nuestras condolencias a las familias y amigos de todos aquellos que han perdido la vida”, señaló Isabel II, jefa de Estado de Nueva Zelanda, en un mensaje enviado a ese país.

El presidente de España, Pedro Sanchez, envió su pésame y apoyo a las víctimas, familias, al Gobierno de Nueva Zelanda y condenó la violencia.

El Gobierno México manifestó su apoyo con los ciudadanos y el gobierno de Nueva Zelandia luego de los tiroteos trágicos contra musulmanes.

A través de un comunicado de la Cancillería, el Perú expresó “sus sentidas condolencias y extiende toda su solidaridad hacia el Gobierno y el pueblo de Nueva Zelanda, así como a los familiares de víctimas y heridos”.

De igual forma, el gobierno del presidente peruano, Martín Vizcarra, condenó “la violencia en todas sus diversas formas y manifestaciones y rechaza todo acto que vulnere los valores y principios que sustentan la convivencia pacífica”.

El Gobierno de Chile condenó este viernes los ataques a dos mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda). “(Nos) solidarizamos con las víctimas y sus familiares, y hacemos votos por la pronta recuperación de los heridos. Esperamos que los responsables de estos horribles actos sean llevados ante la Justicia”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno.

Al menos 49 personas fallecieron a causa del ataque contra dos mezquitas en esa ciudad del sur de Nueva Zelanda mientras cientos de personas asistían al rezo de los viernes.

Los ataques se produjeron a plena luz del día y en momentos en que los centenares de musulmanes realizaban la oración de los viernes.

En la mezquita de Al Noor, muy cerca del Jardín Botánico, murieron 41 personas, y otras 7 fueron asesinadas en la mezquita de Linwood, a unos 6,5 kilómetros al este de la primera.

Otra persona murió después en un hospital de la ciudad donde se atiende a unas 48 personas heridas de bala, entre ellos niños.