Un pequeño grupo de personas se manifestó el lunes 18 de febrero a las afueras de la Casa Blanca contra la declaración de Donald Trump de una emergencia nacional para financiar el muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

La declaración permitirá a Trump evitar al Congreso para financiar el muro, pues los legisladores aprobaron solo una cuarta parte de los 5.600 millones de dólares que había pedido el presidente.

“Donald Trump está tratando de socavar nuestra democracia”, dijo Sam Crook, de 65 años, un activista del Partido Verde, mientras sostenía una pancarta en la que se podía leer: “Trump es un aspirante a dictador de poca monta”.

Aunque otros presidentes han declarado antes la emergencia nacional, la medida del viernes es considerada como la primera vez que esa figura se utiliza para incrementar los fondos para un proyecto que específicamente había sido rechazado antes por el Congreso.

La medida será peleada en la corte, luego de que el procurador general de California dijera que su estado presentará una demanda.

La declaración permite a Trump tomar fondos destinados al presupuesto de construcción militar del Pentágono y otras fuentes.