Luego de un pase por una alfombra roja glomorosa y el inicio del show musical con el regreso de la banda Queen, comenzaron las premiaciones y las expectativas. Pero en la 91 edición que se celebró en el Teatro Dolby de Los Ángeles este domingo 24, se cayeron muchas apuestas y las quinielas se fueron al piso.

Sobre todo en el caso del cineasta mexicano Alfonso Cuarón y su celebrada película “Roma”, que partia con 10 nominaciones se tuvo que conformar con 3 estatuillas: Mejor Fotografía, Mejor Película en lengua no inglesa y finalmente Mejor Director para Cuarón.

“Crear un solo plano requiere el trabajo de mucha gente, y las primeras personas a las que quiero dar las gracias son (las actrices) Yalitza Aparicio y Marina De Tavira”, dijo el realizador sobre el escenario del Teatro Dolby.

“Gracias a todo el equipo, a los productores y a Netflix. Esta película fue creada en base a mis recuerdos e hice la fotografía pensando en cómo lo haría el ‘Chivo’ Lubezki. Esto es para ti”, indicó Cuarón en alusión a su gran socio.

“Es para México y para mi familia”, finalizó Cuarón, haciendo mención expresa a sus hijos que le acompañaron en la gala y en el pase por la alfombrea roja.

Con este triunfo, Cuarón retoma la senda victoriosa de México en este campo tras el trío de premios recogidos por Emmanuel “El Chivo” Lubezki entre 2014 y 2016 por “Gravity”, “Birdman” y “The Revenant”.