A lo largo de la historia, Venezuela ha sido considerada una potencia para pequeños y grandes empresarios, y ha quedado evidenciado al tener millones de extranjeros queriendo hacer vida en el país; tal es el caso de Atef Nemer

Con sed de brindar calidad de vida a su familia, Nemer, de origen sirio, se interesó en construir su propia empresa en una zona de Barinas que, para el momento, no parecía ser la mejor. Aunque lo tildaron de “loco”, él no se rindió y apostó por crear de este espacio uno de los lugares más bonitos del estado.

A medida de que fue pasando el tiempo, su empresa dedicada a la construcción fue creciendo y luego se interesó por el mundo de los carros; siendo hoy en día sus principales fuentes de ingreso.

Son distintas las situaciones que viven hoy en día los venezolanos, mientras tanto Nemer sigue trabajando por el país que le dio la oportunidad de hacer realidad sus sueños. Admira a quienes siguen apostando por el país y quiere dejar el legado a su familia para que sigan trabajando de la misma manera.

A Nemer lo consideran una persona visionaria, él ve maravillas en donde otros pueden no ver nada. Comenzó como un vendedor informal y ahora se posiciona como uno de los empresarios más importantes de Venezuela.