El canciller Jorge Arreaza respondió a la declaración de la vocera de la diplomacia europea, Maja Kocijancic, en la que pide a Caracas reconsiderar posición sobre el embajador de Alemania

El Gobierno de Venezuela espera que la Unión Europea (UE) “recupere el equilibrio y reconsidere sus posiciones de permanente interferencia” en los asuntos internos del país.

Así lo expresó el canciller Jorge Arreaza en su cuenta de Twitter en donde respondió a la declaración de la vocera de la diplomacia europea, Maja Kocijancic, sobre la  expulsión del embajador de Alemania en Caracas.

“Lamentamos el hecho de que el embajador alemán en Venezuela se vea obligado a abandonar el país en un contexto político tenso y complejo (…) la UE espera que se reconsidere la decisión”, dijo en rueda de prensa Kocijancic.

El miércoles el Gobierno venezolano declaró persona non grata al embajador de la República Federal de Alemania, Daniel Kriener, y le dio 48 horas para abandonar el país.

“Venezuela considera inaceptable que un representante diplomático extranjero ejerza en su territorio un rol público más propio de un dirigente político en clara alineación con la agenda de conspiración de sectores extremistas de la oposición venezolana”, informó la Cancillería en un comunicado.