El joven llegó al Hospital Domingo Luciani con traumatismo craneoencefálico, fractura de tabique nasal y pérdida de dientes, entre otras lesiones

A través de las redes sociales se conoció la muerte del periodista Alí Domínguez este miércoles 6 de marzo en las instalaciones del hospital Domingo Luciani de El Llanito, en Caracas.

Domínguez se encontraba recluido con un delicado cuadro de salud que incluía traumatismo craneoencefálico, fractura de tabique nasal, pérdida de dientes, entre otras lesiones, lo que se presume fue el resultado de una golpiza.

El periodista era conocido como un dirigente político disidente del chavismo y estaba desaparecido desde el pasado jueves 28 de febrero luego de asistir a una reunión del voluntariado por la Ayuda Humanitaria, en la sede de El Nacional.

Sus familiares y conocidos señalaron que la última conexión en la plataforma de mensajería WhatsApp fue a las 6:50 pm del día que desapareció.

Por las redes sociales, los familiares realizaron un campaña con la etiqueta: #QueAparezcaAliDominguez, donde solicitaban cualquier información sobre su paradero.

Días previos a su desaparición alertó a sus amigos, colegas y allegados que recientemente había recibido amenazas de muerte.

En varias ocasiones, Alí denunció presuntos hechos de corrupción en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y, según sus compañeros, ya había sido objeto de una golpiza por parte de supuestas personas vinculadas a las autoridades de esa casa de estudios.