Disminuyen los secuestros y los atracos, pero se incrementan los delitos on line y la violencia intrafamiliar, explica el criminólogo Fermín Mármol García

El confinamiento lleva a un replanteamiento de la actividad criminal; es decir, que mientras algunos delitos aumentan por la cuarentena, otros se reducen.

Hay delitos cuyo modus operandi necesita a la víctima en la exposición pública, como los delitos violentos contra las personas. Es el caso del secuestro, del atraco, que han disminuido, señala el criminólogo Fermín Mármol García.

Otros delitos se incrementan, como los que se cometen vía on line, porque las bandas organizadas para estafas y apropiaciones indebidas tienen las condiciones propicias. En estas condiciones, detalla Mármol, mucha gente va a ser estafada.

Foto: EFE

También hay aumento del acoso sexual on line y de la extorsión telefónica.

Se dispara también la violencia intrafamiliar, física y psicológica. Niños, adultos mayores y mujeres son el principal objeto de esa violencia.

Combatir los delitos tecnológicos necesita mucha tecnología, y la respuesta del Estado va a ser nula, porque no hay recursos, augura el investigador.

Para luchar contra la violencia intrafamiliar cada parroquia debería tener un refugio; también se requiere un teléfono de emergencia nacional. Igualmente, se necesitan policías que investiguen y que puedan sustanciar un expediente, expone Mármol, pero hay un déficit de 300% de funcionarios policiales.

Fermín Mármol García es coautor del libro “Revolución de la muerte”, también escrito por Luis Izquiel y editado por el periodista Sergio Dahbar.