Algunos tienen hasta 5 años sentenciados, con orden de un tribunal para ser recluidos en diferentes penales, pero no son trasladados por la PNB

Los privados de libertad de la comisaría “Pata e´Palo” de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), ubicada en la avenida Libertador de Barquisimeto, se encuentran en huelga de hambre desde hace 12 días, pero ahora decidieron coserse la boca para elevar su protesta.

Uno de los reclusos dijo, a través de una llamada telefónica, que “lo que queremos es que la ministra Iris Varela nos ayude y nos den cupos para cumplir nuestra condena en penales, porque allá podemos hasta optar por un beneficio”.

Los reos mostraron, desde los calabozos, una fotografía de su protesta y una pancarta que expresaba: “Huelga de hambre, SOS”. Según indicaron los familiares de los protestantes, son entre 15 y 20 reclusos que se unieron a la huelga.

Asimismo, los familiares aseguraron que los reclusos solo consumen agua con azúcar para que no sufran problemas de salud. También denunciaron que conviven hacinados y entre cañerías colapsadas.