El kiosco se beneficiaba de electricidad a través de una toma ilegal

Melcris Curvelo (13) y Diviana Pérez (8) murieron el sábado tras recibir una descarga eléctrica, al hacer contacto con un conductor de electricidad en un puesto de comida ambulante situado en Higuerote, municipio Brión de Barlovento, estado Miranda.

Las menores de edad regresaban de un viaje de playa con sus parientes. La familia hizo una parada en el puesto de comida -que es de metal-. Mientras ordenaban, la adolescente y la niña salieron a jugar. Se acercaron al rincón del Kiosco donde estaba una toma ilegal de electricidad, y ambas recibieron la descarga. Además, ese día había llovido.

Para el momento, las víctimas estaban mojadas.

Melcris Curvelo y Divana Pérez eran primas. La primera estudiaba tercer año de bachillerato en el Colegio Villa Heroica de Guatire, mientras que Divana cursaba segundo grado. Ambas residían en el municipio Zamora, es decir, zona guatireña.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas investigan el hecho para establecer responsabilidades, mientras que Corpoelec realiza una inspección en la zona, a fin de precisar qué otros puestos de comida “realizan tomas ilegales de electricidad”.