Fuentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas señalan que los delincuentes son jóvenes. También las mujeres participan junto a menores de edad

No hay estadísticas de acceso público, pero fuentes del Cicpc indican que el delito del hurto se incrementa en los tres últimos meses del año, con mayor incidencia a partir de la segunda quincena de noviembre y hasta finales de diciembre.

Locales comerciales, restaurantes, panaderías, kioscos y centros comerciales, son los espacios predilectos de delincuentes, en su mayoría hombres que no superan los 30 años de edad.

El comisario general de la policía científica, Orlando Medina sostiene que el flujo de divisas es el principal motivo que mueve a los delincuentes a zonas “precisas”, donde hay mayor actividad económica.

Recordó que a finales del mes de octubre, dos hombres en moto perpetraron un atraco en la pastelería Franca, ubicada en la primera transversal de Los Palos Grandes, el pasado día 28 de dicho mes..

Los hampones solicitaron dólares y teléfonos celulares a los clientes, además se llevaron consigo equipos de computación.

Medina indica que existe la falsa creencia “en que los delincuentes operan solo en zonas del este. Ante ello resaltó que la policía científica tiene mayores denuncias en el municipio Libertador, comenzando por el centro de Caracas, específicamente, el MetroCenter, donde operan al menos cinco bandas conformadas por mujeres y menores de edad.

En esa zona, el modus operandi es la fuerza mecánica o el hurto con destreza. “Las mujeres te empujan y una de ellas aprovecha para despojarte de la billetera o el teléfono celular. En otros casos, los menores de edad son quienes cargan consigo lo hurtado”.

El hurto con destreza es empleado de igual forma en los andenes y vagones del metro de Caracas, detalló el comisario general, actualmente a cargo del acervo patrimonial del organismo detectivesco con sede en la parroquia San Agustín de Caracas.

Otras zonas de la capital consideradas “puntos rojos para el hurto” son La Hoyada, La Candelaria, San Bernardino, avenida Andrés Bello, La Casanova y Chacaíto.

“En San Bernardino, tenemos al menos diez denuncias semanales de hurtos dentro de residencias: quintas y apartamentos que quedaron bajo el cuidado de otras personas, ya que los propietarios no se encuentran en el país”, explicó el comisario.

Manifiesta Medina, que el Centro Comercial El Recreo es “el punto donde operan menores de edad, bajo el mando de tres adultos”.

Mientras que el bulevar de Sabana Grande y Chacaíto “hasta los mismos buhoneros son víctimas de hurto”.

“Trabajo de inteligencia”

Los delincuentes suelen hacer recorridos nocturnos de los sitios donde perpetrarán el hurto. “Son noches estudiando la zona, verificando sistemas de seguridad, cámaras, alarmas, personas a cargo del local, quiénes abren y quiénes cierran los locales, si cuentan con vigilantes, todos los detalles cuentan al momento de actuar”, acotó el funcionario.

También explicó que para corroborar si el local tiene sistema de alarmas “lanzan piedras, si se activa, el establecimiento es descartado”.

Sin embargo, dijo que lo anterior “tampoco es impedimento para cometer el delito, por lo que muchos se arriesgan a ingresar a los locales y bajo amenaza de muerte, obligar a los presentes a entregar sus pertenencias”.

El comisario Medina apuntó que cabecillas de las megas bandas “han infiltrado personas para esta modalidad”.

Precauciones

El comisario general Orlando Medina exhorta a las personas a no realizar pagos con divisas en camionetas por puesto.

Si deja el vehículo en estacionamientos privados, evitar dejar bolsas de compras visibles.

Persisten las estafas por internet: la venta de vehículos a muy bajo costo, el mensaje de “Hola, soy María. Agrega mi nuevo número y las extorsiones telefónicas, procedentes de cárceles como El Rodeo, Yare y Uribana”.

“No hay que caer en falsas propuestas, ni responder llamadas de números desconocidos”, puntualizó.