El detenido se encontraba enfermo de tuberculosis pulmonar

Familiares de José Antonio Pineda (37 años), privado de libertad en el internado judicial Rodeo II, ubicado en Guatire, estado Miranda, denunciaron que falleció en la enfermería del recinto penitenciario por falta de atención médica.

Allegados de Pineda indicaron que también se encontraba en estado de desnutrición. El fallecimiento del reo, ocurrió el lunes 10 de agosto en horas de la noche.

“Ya él tenía varios meses enfermo de tuberculosis, pero nunca le dieron tratamiento, y a eso hay que sumarle la desnutrición. José Antonio quedó en el hueso”, explicó uno de los familiares, quien pidió no ser identificado.