La Organización Mundial de la Salud advirtió que la pandemia “está lejos de terminar”. Los países deben cumplir seis condiciones para levantar el confinamiento por la COVID-19

Con una frase lapidaria, la Organización Mundial de la Salud dio su dictamen sobre el curso de la pandemia causada por la COVID-19: “La pandemia está lejos de terminar”.

Y no se quedó allí. “La OMS sigue preocupada por las tendencias crecientes en África, Europa del Este, América Latina y algunos países asiáticos. Como en todas las regiones, los casos y muertes no se reportan en muchos países en estas regiones debido a la baja capacidad de prueba”, subrayó este lunes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

¿Qué implica entonces, en ese contexto, relajar la cuarentena? El director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, subrayó que “hay que estar seguro al hacer estos cálculos, pues si se flexibiliza demasiado pronto podría haber nuevos casos y quizá haya que dictar confinamientos nuevamente”.

“No hay una respuesta fácil, pero no debemos descartar que pueda haber un nuevo brote que requiera un nuevo confinamiento”, alertó Ryan, según el reporte de agencias de noticias.

“Los Gobiernos tienen que poner en la balanza las vidas y la economía. Pero si dan pasos demasiado pronto, se arriesgan a sufrir un impacto mayor en la economía”, sentenció.

Ya la OMS lo había advertido el pasado 10 de abril: “Sé que algunos países ya están preparando la transición para abandonar las restricciones de confinamiento. Como todo el mundo, la OMS quiere que se levanten las restricciones. Al mismo tiempo, levantar las restricciones demasiado rápido podría conducir a un rebrote mortal”, alertó Tedros. 

Estas son las seis condiciones que, según la OMS, se deben cumplir para levantar la cuarentena:

-Controlar la transmisión del virus.

-Garantizar la disponibilidad de salud pública y cuidados.

-Minimizar el riesgo en entornos expuestos, como establecimientos sanitarios permanentes.

-Poner en marcha medidas de prevención en el trabajo, en las escuelas y otros lugares de alta frecuentación.

-Controlar el riesgo de casos importados.

-Responsabilizar a la población