La región se encuentra todavía “en una primera ola muy prolongada”, de acuerdo con la OPS

Europa sufre las consecuencias de la segunda ola de la COVID-19 y nuevamente se regresa a las medidas de febrero y marzo, con cierre de zonas y restricciones para la movilización, además de la advertencia de que pueden colapsar de nuevo las unidades de cuidados intensivos.

¿Está América Latina en camino a la segunda ola? Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), considera que “todavía estamos en una primera ola muy prolongada”, lo que coloca a la región en el escenario de una explosión de casos en 2021.

Durante la rueda de prensa de la OPS el pasado 5 de noviembre, Barbosa indicó que la segunda ola no es más grave o más severa que la primera ola. El número de casos de la segunda ola es mayor que el de la primera, pero el numero de muertes es menor. Destacó, además, que ha aumentado la capacidad de testeo.

Para el representante de la OPS es fundamental mantener las medidas. “No se puede bajar la guardia, porque siempre será posible un crecimiento de la transmisión y presión sobre los servicios de salud”, subrayó.

Marcos Espinal, director de enfermedades transmisibles de la OPS, señaló también que la clave es no bajar la guardia, porque si bajamos la guardia podemos ver un segundo pico, como lo estamos viendo en países europeos.