“Nuevamente se impone el poder político por encima del bienestar del ser humano”, opinó

El activista de derechos humanos Rafael Narváez criticó que la administración de Nicolás Maduro pretenda decidir si levanta o no el esquema 7X7 con base en una encuesta por el sistema patria.

“Las sociedades científicas han rechazado esta encuesta por ser improvisada e irresponsable, y por el riesgo que correría la población tomando en cuenta la crisis sanitaria y la falta de un verdadero plan de vacunación”, señaló.

Narváez recordó que al país han llegado pocas vacunas, y que la segunda dosis de la Sputnik todavía no se consigue.

Consideró que hay indolencia por parte del Estado para garantizar el derecho a la salud y la vida a la población: “Nuevamente se impone el poder político por encima del bienestar del ser humano; por el hambre de conquistar más espacios de poder gracias a la complicidad de la AN y el CNE”.

El abogado cuestionó al defensor del pueblo por no cumplir con sus funciones y atribuciones establecidas en la CRBV, y lo hizo responsable por los contagios. “Es su obligación asumir la defensa de los DDHH y en este momento el reclamo para exigir las vacunas necesarias por el derecho a salud, la vida en bien del pueblo que sigue crucificado por la feroz crisis económica nunca vista en los países más pobres de la región”.

Para el activista, el único diálogo valedero en este momento es por la salud, la alimentación y la vida del pueblo.